Archivo de la categoría: Escritores

Gertrude y Alice: Una rosa no siempre es una rosa

GertrudeyAlice_TusquetsLa literatura no siempre se hace con literatura: es lo que pienso al terminar de leer Gertrude y Alice (Tusquets, 1994), la exquisita y delirante biografía escrita por Diana Souhami sobre una de las parejas lésbicas más famosas del siglo XX: Gertrude Stein y Alice B. Toklas. Ambas norteamericanas de pura cepa, crecieron y vivieron en California, a escasa distancia, y finalmente se conocieron en el tumultuoso París de 1907. Desde entonces vivieron juntas hasta la muerte de Gertrude, en 1946. Pasaron en Europa las dos guerras mundiales, conocieron a casi todos los escritores, pintores y artistas célebres del período. Reunieron una extraordinaria colección de pintura, que compraron a precios hoy risibles, pues tuvieron contacto directo y supieron apreciar las obras de Picasso, Cézanne, Renoir, Braque, Matisse y otros grandes, cuando muchos de ellos aún no eran considerados clásicos. Sus tertulias incluyeron a escritores como Ernest Hemingway, Guillaume Apollinaire, Sherwood Anderson, Thorton Wilder y otros visitantes por el estilo. Algunos como James Joyce, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Sinclair Lewis y Dashiell Hammett, también tropezaron con ellas en medio de la ajetreada vida cultural de esos días.

Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Clásicos, Escritores, Lecturas, Pintura, Reseña

Revista SubUrbano: Escritores hispanos en Estados Unidos

Hacer click en la imagen para ver portada en detalleLa revista SubUrbano anuncia la salida de su nueva edición impresa. En este número especial de casi 300 páginas, no solo se incluyen los mejores textos que han salido a lo largo del año en su sitio Web, sino también muchos inéditos que, según informa su editor Pedro Medina, han sido solicitados como material inédito para este volumen. Entre los escritores y periodistas que aparecen en el índice se encuentran Eduardo Gonzáles Viaña (Perú), Edmundo Paz Soldán (Bolivia) Jorge Eduardo Benavides (Perú), José Benegas (Argentino), María José Navia (Chile), Pablo Brescia (Argentina), Teresa Dovalpage (Cuba), José Ignacio Valenzuela (Chile), Carlos Pintado (Cuba), Eduardo Halfon (Guatemala),  Diego Fonseca (Argentina), Rosana Ubanell (España), Hugo Fontana (Uruguay) y otros más, cuyos nombres podrán leer en detalle al cliquear en la imagen de la portada.

La revista contiene textos de narrativa, poesía, ensayos, valoraciones sobre temas artísticos y literarios, y dos extensas entrevistas que forman parte del material inédito: una a Pilar del Río (viuda del escritor José Saramago) y otra a quien escribe estas líneas, ambas solicitadas expresamente para este número.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Escritores, Publicación

Ha muerto Ángel Arango (1926-2013): pionero de la ciencia ficción en Cuba

Ángel Arango

Lo conocí hace más de treinta años. Yo era una estudiante que acababa de ganar mi primer premio literario y aún no me lo creía. Cuando me lo presentaron, casi no pude disimular mi emoción. Aquel señor de grandes e intimidantes espejuelos era el autor de “Un inesperado visitante”, un relato que me había marcado desde que lo leyera en la legendaria antología que realizara Oscar Hurtado en 1969. Contaba la historia de un Cristo extraterrestre que, usando poderes inexplicables, era capaz de alterar la materia y transformar el agua en vino o de caminar sobre las aguas. Aquel relato sigue siendo una de esas joyas narrativas que, una vez que se leen, es imposible olvidar.

Conversé con Arango innumerables veces en el transcurso de estos tres decenios. Fuimos amigos, siempre desde la respetuosa distancia que me inspiraba aquel autor casi legendario para mi generación, por tratarse de uno de los pioneros de la ciencia ficción en Cuba ―un género al que se mantuvo fiel, incluso durante el tristemente célebre Quinquenio Gris, cuando se prohibió en la isla, entre otras cosas, toda obra de arte o literaria relacionada con la fantasía. Sin embargo, pese a la cacería de brujas que se desató durante esa época y que llegó a anular y quebrantar a otros autores, Arango regresó al género cuando el velo de la prohibición comenzó a levantarse, gracias precisamente a la persistencia –a veces silenciosa, pero firme– de escritores como él.

Sigue leyendo

11 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Clásicos, Escritores, Obituario

Noveleta: el género olvidado

Noveletas

Portada destrozada de mi ejemplar milagrosamente salvado de ese naufragio que es el exilio

Hace años, cuando vivía en Cuba, leí una antología titulada 10 noveletas famosas, con selección y prólogo del desaparecido escritor Antonio Benítez Rojo. Era parte de una serie de volúmenes publicados por el Instituto Cubano del Libro durante las décadas de 1960 y 1970, entre los que se encontraban verdaderas joyas: Cuentos fantásticos (selección y prólogo de Rogelio Llopis), Cuentos de ciencia ficción (selección y prólogo de Oscar Hurtado), Cuentos norteamericanos, Cuentos ingleses y Cuentos de horror y de misterio (estos tres con selección y prólogo de José Rodríguez Feo), y otros similares. Nunca he vuelto a encontrar antologías con estos temas que las superen. No por gusto se encuentran entre los libros que rescaté (y aún conservo) de mi perdida biblioteca en Cuba.

El volumen con aquellas diez noveletas fue una revelación. Allí descubrí joyas como “La soledad del corredor de fondo”, de Alan Sillitoe, “La muerte de Iván Ilich”, de León Tolstoi, “La última niebla”, de María Luisa Bombal, “Nada menos que todo un hombre, de Miguel  de Unamuno, “La historia de Shunkin”, de Junichiro Tanizaki, “Duelo”, de Joao Guimaraes Rosa, y esa maravilla que es “El tigre de Tracy”, de William Saroyan, un texto del cual me enamoré perdidamente con una pasión que no ha menguado con el tiempo.

Sigue leyendo

12 comentarios

Archivado bajo Escritores, Idioma, Literatura

Lovecraft y el gozo del terror

La antología con edición y prólogo de Oscar Hurtado, que conservo desde la adolescencia, donde leí por primera vez “El llamado de Cthulhu”.

Nunca olvidaré la impresión que me produjeron mis encuentros con la obra de Howard P. Lovecraft (1890–1937). Mi primer hallazgo fue su relato “Las ratas en las paredes”, que me dejó con un sobresalto continuo cada vez que escuchaba el menor crujido cerca de mí. Después leí “El color que cayó del cielo”, que me sumió en un estado de horrorizado éxtasis. Pero mi prueba de fuego fue “El llamado de Cthulhu”. Después de leerlo, pasé varias noches sin dormir. Por el día andaba como sonámbula, cabeceando en clases, porque el terror no me permitía cerrar los ojos de noche. Me pasaba las horas bajo la sábana, temblando de miedo y sospechando que había algo de cierto en esas espantosas criaturas que habían abandonado el reino sumergido de R’lyeh, donde se ocultaban desde hacía eones, como afirmaba un misterioso libro citado por Lovecraft: el Necronomicon, del árabe loco Abdul Alzhared.

Sigue leyendo

13 comentarios

Archivado bajo Clásicos, Escritores, Lecturas, Literatura

Estructuras narrativas: una exquisita perversión literaria

La tecnología ha estado influyendo en la manera en que la gente se acerca a los libros y en la forma en que se está escribiendo. La velocidad con que vivimos, los cambios vertiginosos en la comunicación, la omnipresencia de la imagen visual, la influencia de los efectos especiales, de los video-clips musicales y de las imágenes subliminales en la publicidad, han alterado nuestra percepción visual y el modo en que acumulamos información. Todo eso ha transformado al lector y a los propios autores.

No debe extrañarnos, pues, que la clásica estructura narrativa de planteamiento, nudo y desenlace se haya alterado desde que las vanguardias iniciaron la experimentación formal a principios del siglo veinte. Incluso en los casos donde la narración transcurrre de manera lineal, la cantidad de giros inesperados en la trama y en las sub-tramas, ahora más permisibles debido a la enorme cantidad de personajes que a veces invaden una historia, es otra posibilidad abierta al lector y al autor contemporáneos porque, de algún modo, la tecnología también ha estimulado y ampliado nuestra capacidad de atención interactiva.

Sigue leyendo

6 comentarios

Archivado bajo Daína Chaviano, Escritores, Literatura

Los mundos (im)probables de Haruki Murakami

El japonés Haruki Murakami es, hoy por hoy, uno de los escritores más originales de las últimas décadas. Desde que lo descubrí, no ha cesado de fascinarme. Cada uno de sus libros es un viaje a realidades fracturadas y mágicas, donde la lógica y el tradicional pensamiento lineal no encuentran asidero. Sin embargo, la cotidianeidad en que se mueven sus personajes es la misma que conocemos. ¿Cómo pueden conjugarse ambas cosas? Para hallar una respuesta, debemos observar nuestra época.

Vivimos en un universo que son muchos a la vez, como si las leyes cuánticas, propias del mundo subatómico ―donde ocurren fenómenos casi paranormales―, se hubieran instalado entre nosotros. La realidad se ha convertido en un caos. O al menos, lo parece. Cuando miramos en torno, percibimos cómo todo se transforma de minuto en minuto.

Ninguna otra generación ha cambiado tanto como la nuestra, tecnológicamente hablando. Quienes nacimos en una época donde sólo era posible comunicarse por teléfonos de línea, escuchar música en discos de vinilo o ver televisión en blanco y negro, ahora no podemos imaginarnos el mundo sin celulares, Internet, iPods, o televisores con pantalla plasma. La tecnología avanza a velocidades supralumínicas. Las redes sociales no nos dan descanso. No sabemos qué hacer con tanta información. Y aunque aparentemente nos sintamos a gusto con todo eso, lo cierto es que, desde el punto de vista biológico y psicológico, nuestro cerebro no ha tenido tiempo para adaptarse a los cambios.

Nos hallamos ante múltiples encrucijadas en las que la acción de un individuo (o de un puñado) puede convertir el mundo en una maravilla o en un horror. Es la disyuntiva de nuestra época. Y el tema central en la narrativa de Murakami es, precisamente, la disyuntiva ante el caos que nos rodea; el peligro de equivocarnos a mitad de camino y llegar a un universo más complejo o peligroso aún.

Los personajes de Murakami suelen internarse por laberintos ―sociales o psíquicos― que desembocan en mundos llenos de peligros inasibles. Tales mundos son distorsiones de aquel donde habían vivido hasta el momento. Un paso en falso ha sido suficiente para llevarlos a una dimensión paralela. Los personajes se mueven en esas realidades fractales y cercanas a la ciencia ficción, mientras intentan regresar de nuevo a su mundo de origen, cuyo sendero perdieron en algún instante imprevisto.

Es algo con lo que podemos identificarnos. Y en esa medida, la literatura de Murakami es una metáfora sobre nuestra civilización. Sus historias cuentan la pérdida de un mundo que antes pareciera engañosamente permanente –el mismo que hasta la generación de nuestros padres había estado cambiando de manera imperceptible, pero que hoy nos arrastra hacia situaciones que no conseguimos aprehender del todo, ni sabemos cómo resolver.

De igual modo, sus personajes se hallan inmersos en un universo absurdo del cual no saben cómo escapar, pero cuya salida buscan desesperadamente. Casi siempre, la catarsis se produce cuando, en algún punto, hallan la salida… aunque eso no signifique su regreso a la realidad anterior, sino a otra algo menos amenazadora. Gracias a esa catarsis, el lector logra respirar con cierto alivio. No a pleno pulmón, pero sí lo suficiente como para que pueda mirar en torno y compruebe que, después de todo, no será el primero ni el último en sobrevivir a semejante caos.

Después de lo dicho, nadie vaya a pensar que los libros de Murakami son deprimentes, densos o aburridos ―por usar tres calificativos que podrían alejar a cualquier lector. Todo lo contrario, sus historias están llenas de imaginación, de giros inesperados, incluso de pinceladas de sorprendente humor. Olvidándonos de segundas lecturas que nos permitan indagar más allá del propósito de la anécdota, sus tramas poseen la magia, la inteligencia y la intriga suficientes para que la historia nos arrastre. Sólo eso haría de él un escritor que merece ser leído. Pero Murakami, por suerte, es mucho más que eso.

wordpress blog stats

8 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Contemporáneos, Crítica, Escritores, Lecturas, Literatura

El gen literario de Tolkien y Dickens

El nieto del creador de «El señor de los anillos» y el tataranieto del autor de «Oliver Twist» colaborarán en un libro para niños.

J.R.R. Tolkien y Charles Dickens

Un nieto de J. R. R. Tolkien y un descendiente de Charles Dickens han anunciado su intención de colaborar en dos nuevos libros de literatura fantástica para niños.

Según recoge la edición digital de la BBC, el poeta Michael Tolkien, el mayor de los nietos del autor de «El Hobbit», escribirá dos novelas basadas en las historias que su abuelo solía leerle cuando era niño. Asimismo, Gerald Dickens, tataranieto de Dickens, se encargará de las narraciones de los audiolibros de Michael.

Las obras en las que se unirán los talentos literarios de Tolkien y Dickens verán la luz a finales de este año. Según la editorial Thames River Press, el primer libro, titulado «Wish», se inspira en «The Rose-Coloured Wish», historia escrita por Florence Bone en 1923. Narra la historia de dos niños que usan un hechizo para salvar su valle, pero terminan metiéndose en numeroso problemas.

Michael Tolkien escuchó la historia por primera vez entre 1940 y 1950, siendo niño, y años después se la contó a sus propios hijos. Según la BBC, el nieto de Tolkien decidió rendir homenaje a la historia «recreando el espíritu original en un nuevo envoltorio».

El segundo libro, que lleva por nombre «Rainbow», se basa en la novela «The Other Side of the Rainbowis», escrita en 1910.

Tomado de noticia publicada en ABC.

1 comentario

Archivado bajo Clásicos, Escritores, Fantasía, Literatura