Serie Grimm: la fantasía como metáfora

No acostumbro a ver muchas series de televisión, pero de vez en cuando descubro algunas joyas. La más reciente de ellas es Grimm, cuya primera temporada acaba de concluir en Estados Unidos. Inspirada muy libremente en los cuentos de los hermanos Grimm, sus guiones usan elementos de los conocidos relatos para crear tramas sorprendentes.

Quienes han leído los cuentos de hadas clásicos (Perrault, Andersen, Grimm) en sus versiones originales, saben que estos tienen poco que ver con las edulcoradas ediciones que suelen contarse a los niños. La mayoría de esos relatos son verdaderas historias de terror, que uno creería más apropiadas para adultos. La serie Grimm respeta el espíritu y la atmósfera de los originales, aunque adaptados a la época actual.

Serie Grimm: Donde los sospechosos son realmente inusuales

Su premisa es la siguiente: un joven investigador y su colega se ven implicados en casos criminales, cuyo desarrollo y desenlaces son muy poco convencionales –como si dijéramos, una especie de Expedientes X del género policiaco. El joven investigador, quien es descendiente directo de los famosos Grimm, descubre que posee una cualidad muy especial, común a los miembros de esa familia, que será una ventaja a la hora de resolver los casos y una maldición para su vida personal.

Encontramos personajes memorables, que van evolucionando y enriqueciéndose a medida que avanza la serie. Es por ello que es aconsejable verla por orden. Uno de sus guiños más atractivos es que cada episodio comienza con la cita de un cuento de los hermanos Grimm que lo conecta con ese episodio. Así, pues, se establece un juego con los espectadores que intentan adivinar a cuál cuento pertenecen esas líneas para descubrir los elementos comunes entre el cuento y el episodio.

Prólogo al primer episodio: “El lobo pensó: Qué criatura tan tierna y joven. Qué bocado tan suculento…” (Los Hermanos Grimm, 1812)

Para quienes gusten de las series policiacas, salpicadas de acción, fantasía y misterio, con tramas diestramente desarrolladas y personajes bien diseñados, esta es una excelente opción. Sin embargo, más allá del goce de la aventura, sus episodios contienen elementos que nos permiten descubrir paralelismos entre el mundo que habitamos y esas tramas engañosamente imposibles. Gracias a estos episodios de atmósfera contemporánea, nos damos cuenta de que aquellos cuentos que leíamos en la infancia contienen lecturas adultas que incitan a mirar dos veces a nuestro alrededor. En ellos descubrimos las razones psicológicas de la violencia, el rostro oscuro del poder, las falacias de una política intolerante, el peligro de los depredadores sexuales, la doble personalidad de aquel a quien creíamos nuestro amigo, los arquetipos jungianos que encontramos en la vida diaria… Como ocurre cuando nos hallamos frente al uso inteligente (vale decir, informado) de los elementos fantásticos, las dobles lecturas nos llegan de manera natural y deliciosamente renovadas.

Serie Grimm: Pocos son lo que parecen

No me cabe duda de que existe un juego de palabras intencional entre Grimm y el adjetivo grim (lúgubre, sombrío, crudo, desolador, severo, grave), cuya acepción encaja perfectamente con la tenebrosa atmósfera de la serie, donde la fotografía, la iluminación y los escenarios sustentan ese ambiente.

El éxito internacional de Grimm ha sido fulminante. La primera temporada ya se exhibe en 45 países, lo cual es todo un récord. En mi caso, descubrí la serie por casualidad. Estoy suscrita al cable televisivo de Xfinity que posee la opción On Demand, en la que se pueden ver películas o series que ya han pasado por televisión. El título me llamó la atención de inmediato. Comencé a ver el primer capítulo… y ya no pude detenerme.

En estos momentos, Xfinity está ofreciendo la primera temporada completa. Me imagino que otros servicios de cable también la tengan. De cualquier modo, para quienes viven en territorio norteamericano, les diré que ya se encuentra disponible por el servicio de video-correos Netflix. Por mi parte, espero con impaciencia el 13 de agosto, cuando comenzará a transmitirse la segunda temporada.

Les dejo un trailer del primer episodio, lamentablemente sin subtítulos en español. Les dará apenas una pálida idea de lo que verán porque, créanme, mientras más avancen en la serie, más alucinantes y sorprendentes serán las tramas.

wordpress blog stats

5 comentarios

Archivado bajo Fantasía, Televisión, Trailer

5 Respuestas a “Serie Grimm: la fantasía como metáfora

  1. ya vi la primera temporada, me ha encantado. Tambien la recomiendo 100%. Muy buen analisis sobre la serie.

    Me gusta

  2. Yiyo Garcia

    Tremenda serie, ahora mismo estoy pegado a ella. A mi me encanta el ambiente de la biblioteca secreta de Grimm, con todos esos libros y objetos misteriosos. Y tambien la relacion entre el policia Grimm y el “blutbad” que lo ayuda en secreto a resolver algunos casos.

    Me gusta

  3. ¡Ayy! Yo me la perdí, pero después de leer esta reseña me han quedado unas ganas irresistibles de verla.

    Me gusta

  4. ¡Hola! ¡Muy buena nota! Los hermanos Grimm se convirtieron, sin buscarlo, en los recopiladores más influyentes de la historia.

    Justamente yo también redacté una nota sobre ellos y los cuentos de hadas, los invito a todos a darse una vuelta para leerme, opinar y sugerir.

    Link: http://bit.ly/THCu7v

    Lindo artículo! Saludos!!

    Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano

    Me gusta

  5. kenia

    muy buena serie lastima que no he podido encontrar la tercera temporada
    para verla

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s