Libros viajeros en Miami

IMG_6686

En una lavandería de Miami se dejó uno de los ejemplares del programa “Soy un libro viajero”, organizado por la Fundación Cuatrogatos.

Desde hace algún tiempo, en algunas ciudades del mundo, se ha desarrollado una iniciativa denominada book-crossing, en la que diversas entidades culturales dejan libros falsamente “abandonados” en lugares públicos para que algún afortunado lector los encuentre, se los lleve a casa, los lea y, a su vez, los suelte luego en otro lugar para otro lector que, a su vez, haría lo mismo, estableciéndose así una interminable cadena de lectura que funcionaría como una especie de biblioteca itinerante llena de sorpresas.

Clic para aumentar la imagen

Esta estupenda novela de E.L. Doctorow, “Homer y Langley”, fue dejada en el bolso de un maniquí en una de las tiendas Old Navy de Miami. ¿Se la habrá llevado ya algún lector?

Esta iniciativa ha llegado ahora a Miami de manos de la Fundación Cuatrogatos, que ha empezado a colocar decenas de libros en diferentes sitios de la ciudad: hospitales, parques, centros comerciales, teatros, lavanderías, ópticas, condominios, gimnasios, paradas de autobuses, y otros.

Los lectores podrán encontrarlos en cualquier sitio de la ciudad floridana, excepto en librerías, bibliotecas y sitios donde ya existen o se comercializan libros.

Este programa, que sus organizadores han denominado Soy un libro viajero, se llevará a cabo durante todo este mes de agosto. Y según pude comprobar por mí misma, gracias a las fotos que me enviaron los activistas que se ocupan de estas entregas anónimas, hay para todos los gustos: thrillers, biografías, ciencia ficción, literatura para niños y jóvenes, poesía, ensayos, autoayuda, novelas históricas…

Soy un libro viajero forma parte de los innovadores proyectos que la Fundación Cuatrogatos, con sede en Miami, ha estado realizando con el objetivo de difundir y estimular la lectura en español, especialmente en el sur de la Florida, aunque el alcance de sus diversas actividades se extiende a toda Hispanomérica, como demuestran sus diversas publicaciones y colaboraciones en eventos y simposios del mundo hispanoahablante.

Los libros viajeros de la Fundación Cuatrogatos podrán ser reconocidos por los lectores gracias a esta pegatina que ha sido añadida a sus portadas.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Lecturas

Un gran premio para la literatura cubana

Leonardo Padura

Por lo visto he sido la última en enterarme (llevo semanas desconectada de las redes), pero ayer revisé mis correos y, gracias al profesor Juan Carlos Toledano que me escribió desde Oregon, supe que el premio Princesa de Asturias de las Letras había sido adjudicado hace unos días a Leonardo Padura. Tras la alegría del reconocimiento a un viejo amigo, me llegó una avalancha de recuerdos de la época en que nos conocimos, a comienzos de los años ochenta, en la Universidad de La Habana.

No puedo recordar quién nos presentó, ni en qué momento, solo que coincidimos en un taller literario para estudiantes. Era un taller bastante caótico porque allí no existía, como es costumbre, un director o coordinador experimentado. Nos reuníamos cada quince días, los sábados por la mañana, en el Parque de los Cabezones —un jardín con bustos de próceres respetables, que había sido bautizado de ese irreverente modo por estudiantes universitarios de otras épocas.

Casi siempre acudíamos los mismos (no creo que fuéramos más de ocho o diez), entre los que recuerdo a Norberto Codina, Alex Fleites y el propio Padura. Me parece que a veces también iban las novias de algunos de ellos, o tal vez fueran otras aspirantes a escritoras como yo. La verdad es que aquí la memoria me falla. Lo que nunca he olvidado es que nos divertíamos a mares. Me costaba trabajo esperar a que pasaran aquellos quince días, entre una sesión y otra, para volver a reunirme con ese grupo de personajes risueños, tan locos como yo, que compartían mi pasión por escribir. Para mí, aquellos sábados representaban una incursión al paraíso.

Entre la seriedad de las críticas, y los chistes de Alex Fleites (que no podía abrir la boca sin que hiciera reír a todo el mundo y la discusión de turno se fuera a bolina), leíamos nuestros ingenuos textos de aquella época. Padura, contrario al resto, era el «serio» del grupo. Siempre se mostraba pausado, casi tímido. Era un muchacho raro y caballeroso, en toda la extensión de la palabra. No hablaba mucho, y cuando lo hacía, casi siempre lo hacía en tono de disculpa. Era difícil no apreciarlo por su delicadeza.

Hoy, 35 años después de aquellas tertulias en la Colina Universitaria, puedo constatar que esos recuerdos de juventud no son solo buenos recuerdos, sino la huella de un privilegio que sigo atesorando.

Pese a su «Internet de palo», como ha dicho en alguna entrevista con gran sentido del humor, espero que le llegue este abrazo que va desde Miami a Mantilla. ¡Enhorabuena, querido amigo! Cuba tiene, por fin, un príncipe de las letras. Gracias por honrarnos a todos.

Por estos bancos del Parque de los Cabezones (en la Colina Universitaria de La Habana) deben andar todavía nuestros fantasmas literarios de la juventud.

2 comentarios

Archivado bajo Contemporáneos, Escritores, Literatura, Premios

Lucrecia quiere decir perfidia: un thriller distinto

lucrecia-chely-lima

Una de las ventajas de haber leído mucho durante toda una vida es también una gran desventaja; y es que el lector de tantas correrías se vuelve majadero, criticón, exigente, intolerante… En otras palabras, un lector veterano puede ser la peor pesadilla de cualquier escritor que no sea realmente bueno. Con solo leer el primer párrafo de una novela, ya puede ver o imaginar todos los defectos, todos los clichés y todas las argucias en que incurrirá su autor en las líneas que seguirán.

Aunque acabo de narrar lo anterior en tercera persona, es decir, como si no fuera conmigo, lo cierto es que hablo de experiencias personales. Debo reconocer que las novelas de género —aquellas que deben recurrir inevitablemente a ciertas normas difíciles de romper— son las que peor la pasan frente a mi exigente detector hemingwayano. Cada vez me resulta más difícil disfrutar de novelas policiacas o de ciencia ficción porque cuando muchos autores van, esta incontinente lectora de más de medio siglo ya viene de regreso.

Por eso agradezco doblemente cuando descubro, no ya una gran obra maestra (de las que cada vez andamos más escasos), sino una de esas pequeñas joyas, plenas de encanto, que nos otorgan lecturas de matices inesperados.

Y eso es precisamente lo que me ha ocurrido con Lucrecia quiere decir perfidia (Ediciones Bagua, 2015), de Chely Lima, una novela que por fuerza hay que situar dentro del género policiaco, pero cuya trama y desarrollo resultan totalmente profanos dentro de un género bastante rígido por su estructura.

Por un lado, el lector encontrará aquí todo cuando esperaría encontrar en un thriller. Se mantendrá ocupado intentando adivinar quién y por qué comete el asesinato… o mejor dicho, los asesinatos. Apostado tras el ojo de las indiscretas cerraduras, asistirá al desvelamiento de los secretos que sospechoso tras sospechoso parecen guardar, incluyendo historias pasadas y… bueno, no cuento más.

Pero lo que realmente servirá de trampa al incauto son los aspectos no convencionales que se integran al género en una deliciosa y delirante mezcla. Para empezar, contiene un ingrediente bastante raro en el género policiaco: el humor. En grandes dosis y de todos los colores: negro, blanco, verde, y de otros matices que no me atrevo ni a aventurar.

Por si fuera poco, la trama transcurre en una Habana más o menos contemporánea —durante los años ochenta, para ser más exactos—, pero a diferencia de otras novelas del género que se desarrollan bajo las circunstancias sociopolíticas que todos conocemos, en Lucrecia… no aparece (gran suspiro de alivio por parte de esta lectora) ningún oficial ni detective vinculado al Estado ni al oficialismo de la isla, como parte central de la investigación. De qué manera logra Chely Lima mantener la verosimilitud de una obra situada en la Cuba actual, sin que el héroe de la investigación sea la policía estatal, es ya suficiente motivo para recomendar esta novela imaginativa, perversa y, pese a su deuda con los clásicos, también rayana en lo sacrílego con respecto al género; un tour de force que —les aseguro— querrán leer y disfrutar más de una vez.

Disponible en:
Librerías Proteo
Ediciones Bagua

4 comentarios

Archivado bajo Contemporáneos, Lecturas, Policiaco, Reseña

Maya Plisetskaya: Ha muerto el cisne.

photo

Ha muerto la bailarina Maya Plisetskaya (1925-2015), la doncella-cisne por excelencia, la inolvidable Odette-Odile, el moribundo cisne de Saint-Saëns, el más grandioso que agonizara en escenario alguno. Su legendaria interpretación de “La muerte del cisne” intentó ser copiada por generaciones de bailarinas de todas las latitudes, pero jamás ocasionaron el impacto ni dejaron el legado del suyo; ni siquiera la Pavlova manejó aquellos brazos alados como ella.

En una entrevista, al preguntársele sobre ese modo tan suyo de interpretar sus cisnes, ella contó que había pasado jornadas enteras observando el comportamiento de esas aves en los estanques y la forma en que movían sus cuellos y agitaban las alas con el fin de reproducirlo en la anatomía humana, que era tan diferente. El resultado queda para la historia en los videos y películas que recogen sus actuaciones.

La impresión que me produjo su cisne, cuando la vi a mis 6 ó 7 años en el teatro García Lorca de la Habana, dejó una huella que me acompaña hasta hoy.

Fue un privilegio haber podido disfrutar de una bailarina cuyo talento y entrega personificaron lo mejor del arte del ballet. Descanse en paz, Prima Ballerina Assoluta.

La muerte del cisne, a los 50 años (1975)

La muerte del cisne, a los 34 años (1959).

7 comentarios

Archivado bajo Arte, Ballet, Crítica, Cultura, Espectáculo, Obituario

Adiós a Lucía Huergo

sintesis

Portadas de las primeras ediciones de los discos “Ancestros I” (Grupo Síntesis) y “Cantos” (Grupo Mezcla con Lázaro Ros). Lucía Huergo aparece en el centro de la foto, con blusa blanca.

Esta madrugada se ha ido Lucía Huergo, a quien siempre había considerado “la maga del saxofón cubano”. Pianista, compositora, flautista y una arreglista genial sin la cual no existirían dos joyas de la discografía cubana de las últimas décadas, que ya son clásicos del rock afrocubano, y cuyas primeras ediciones en CD conservo como los tesoros que son.

Imposible olvidar sus arreglos a cantos afrocubanos en piezas como Eyeleó, Mereguo, Barasuayo o Titi-Layé, este último cantado por el inefable Akpwón de la música afrocubana Lázaro Ros (en el disco Ancestros I) –arreglos que eran casi composiciones personales, porque Lucía siempre supo imprimirles giros muy sui generis que la identificaban.

Murió, según dicen las noticias, con 57 años, a causa de cáncer del pulmón.

Feliz viaje, maestra. Nunca pude decirle en persona cuánto la admiraba, pero su música me seguirá acompañando en mis solitarias horas de escritura, como ocurre desde hace años.

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Obituario

Desde Cuba: Revista Korad (Números 17 y 18)

Portada Korad 18

Aquí están los esperados números 17 y 18 de Korad, la revista digital cubana de literatura fantástica y de ciencia ficción, cuyos archivos siempre subo a este blog por parejas. Debo decir que el cambio de diseño finalmente le hace honor al contenido de los textos. Pese a los consabidos problemas de Cuba en cuestiones tecnológicas, los realizadores del fanzine han logrado un diseño más actualizado que hará mucho más agradable la lectura de sus textos.

Personalmente, disfruté mucho con los premios del Concurso Oscar Hurtado 2014, así como con los ensayos y las crónicas sobre los eventos del fandom cubano. No los reseñaré, pero los invito a reclinarse en un sillón o a llevarse su iPad a la cama y disfrutar de estas lecturas digitales que nos refrescan de lo cotidiano.

Korad 17

Korad 17_BajaRes (recomendado para lectores en Cuba)

Korad 18

Korad 18_BajaRes (recomendado para lectores en Cuba)

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia Ficción, Fanzines, Revista

San Patricio: el alma viva de los celtas

celta

Hace ya más de 20 años, casi recién llegada a Estados Unidos desde Cuba, y mientras trabajaba como traductora y reportera en El Nuevo Herald, escribí un artículo sobre uno de los temas más recurrentes e importantes en mi vida y mis libros: la cultura celta.

Era una breve reflexión sobre la supervivencia de ese tipo de tradiciones que seguimos muchos pueblos occidentales sin conocer a ciencia cierta sus orígenes. En este caso, se trataba de la influencia de la cultura celta en las raíces del propio cristianismo y, por ende, en las raíces mismas de la civilización occidental.

Este 17 de marzo, cuando todos los cristianos y, en especial, los pueblos anglosajones celebran la festividad de San Patricio, quiero rescatar ese viejo texto para los lectores de hoy. Este enlace los llevará al PDF de mi sitio Web donde podrán leerlo.

Happy Saint Patrick’s Day!

 

1 comentario

Archivado bajo Espiritualidad, Festividades, Misticismo, Paganismo, Religión

Teatro en Miami: un Platero diferente

Leandro Peraza y Maribel Barrios, en los papeles de Juan Ramón Jiménez y su esposa Zenobia (Foto: Julio de la Nuez)

El pasado fin de semana asistí a la puesta en escena de “Mi Platero”, dirigida por el dramaturgo Eddy Díaz Souza y co-escrita con Antonio Orlando Rodríguez (Premio Alfaguara con su novela Chiquita).

La pieza es una recreación biográfica y literaria que rinde homenaje al escritor español Juan Ramón Jiménez, mundialmente conocido por su clásico Platero y yo, que muchas veces se ha considerado un libro para niños y jóvenes, aunque su autor insistía en que era una obra para adultos.

“Mi Platero” cuenta con dos personajes: el propio Juan Ramón (interpretado por Leandro Peraza) y su esposa Zenobia Camprubí (Maribel Barrios), quienes recrean el exilio de la pareja durante la Guerra Civil Española y su periplo por ciudades como Nueva York, La Habana y Miami.

Partiendo de un sueño, donde el color blanco es protagonista que sirve para destacar el colorido e importancia de otros elementos de la puesta (a cargo de los artistas plásticos Alexis Lago y María Sánchez), la obra transcurre entre poemas, canciones de la época y fragmentos extraídos del diario de la propia Zenobia que, como acotó Rodríguez, es “un texto minucioso sobre la vida cotidiana de la pareja”. Así, los parlamentos revelan detalles de los niños que protegían y que tuvieron que dejar atrás, sus achaques de salud, e incluso de los vecinos durante su estadía en Miami.

En pocas palabras, se trata de una obra llena de poesía y humor que deslumbra por su dirección, actuaciones, escenografía y admirable diseño de luces que hacen honor al texto. La recomiendo encarecidamente, tanto para niños como para adultos, porque ambos la disfrutarán a niveles diferentes.

Sé que no abundan las obras de teatro dirigidas al público de todas las edades. Por eso creo que esta es una oportunidad de oro para que los padres lleven a sus hijos a disfrutar de una buena puesta en escena y, de paso, ofrecerles una inolvidable experiencia cultural en un medio artístico diferente.

“Mi Platero”, sábados y domingos 6:00 p.m.,
En Artefactus Teatro, 12302 SW 133 Ct.
(786) 704-5715.
http://artefactusteatro.org/
Hasta el 22 de marzo.

Foto: Julio de la Nuez

1 comentario

Archivado bajo Crítica, Cultura, Espectáculo, Reseña, Teatro

Mis lecturas preferidas del año 2014

books & flowers

Algunos de los libros que más me impactaron este año son clásicos que no había tenido tiempo de leer en su momento; otros son de fecha más reciente. Todos son novelas, excepto el #7. En el caso de la Saga Heechee, aunque ya había leído el primer libro hace tiempo, esta vez logré hallar sus otros tomos y seguir la historia completa. Estoy segura de que en esta lista encontrarán alguno cuyo tema les interese.

Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Lecturas, Literatura

Feliz Año 2015

A todos mis lectores y amigos:

Les deseo un estupendo 2015 con mucha dosis de amor para el espíritu, una gran salud para el cuerpo, y toda la imaginación posible para vivir y crear. Gracias por las miles de visitas a mis redes y por acompañarme en este largo viaje hacia el entendimiento humano. Que la paz del universo sea con todos.

unicornio10

 

2 comentarios

Archivado bajo Festividades