Tecnologías perdidas del Antiguo Egipto

Ya han pasado cuarenta años desde que Erich von Däniken publicara su polémico libro Recuerdos del futuro, donde mencionaba cientos de anomalías arqueológicas que contradecían la versión oficial de la historia. Su hipótesis para explicarlas era que, en tiempos remotos, astronautas de otros mundos habían visitado la Tierra e interactuado con las primeras civilizaciones, y que tales artefactos eran huellas de esos paleocontactos. El tema provocó un revuelo que ha durado décadas.

Diseño de la nave descrita por Ezequiel, según J. Blumrich, ingeniero de la NASA.

Varios científicos intentaron demostrar la falsedad de esa teoría. Uno de ellos fue Josef Blumrich, un ingeniero galardonado de la NASA, especialista en diseño de naves espaciales. Tras estudiar el pasaje bíblico que, según Däniken, describía una nave espacial, Blumrich publicó The Spaceships of Ezequiel, donde no sólo apoyaba a Däniken, sino que mostraba el diseño de la nave descrita en la Biblia. Por si fuera poco, creó y patentó la rueda omnidireccional guiándose por la descripción del profeta bíblico. Esa rueda fue usada primero por la NASA en sus vehículos de exploración y hoy se emplea también en otros campos.

Con el tiempo, numerosos científicos e ingenieros se han sumado a las filas de quienes aseguran que algo anda mal en lo que nos han enseñado en la escuela. Y si no todos apoyan la hipótesis de los astronautas antiguos, al menos aseguran que hay mucho más en nuestro pasado de lo que pretende hacernos creer la arqueología tradicional. Los libros escritos por especialistas que apoyan la hipótesis de que nuestro pasado es muy diferente a la idea que teníamos sobre él ya se cuentan por centenares

Uno de ellos es Lost Technologies of Ancient Egypt: Advanced Engineering in the Temples of the Pharaohs (Tecnologías perdidas del Antiguo Egipto: ingeniería avanzada en los templos faraónicos), del ingeniero Christopher Dunn, quien ha trabajado en la industria aeroespacial, ha sido diseñador de instrumentos y herramientas, colaboró en el desarrollo de equipos de rayos láser de alta precisión usados en la fabricación y ensamblado de piezas para la aviación y motores de turbina, y ha sido jefe de proyectos en la industria metalúrgica.

Dunn parte de una premisa aplastante. A mediados del siglo XIX, se produjo la Segunda Revolución Industrial. Los trenes y barcos de vapor aumentaban su velocidad. Las computadoras ni siquiera eran un sueño. En apenas 150 años, la creatividad ha diseñado un mundo digital donde palabras e imágenes viajan casi instantáneamente al otro lado del planeta. Las herramientas de mano se han convertido en instrumentos robotizados. Nuestra civilización ha salido de la Edad Media, pasando por el Renacimiento hasta la conquista espacial en apenas 500 años. Sin embargo, se nos intenta hacer creer que en los más de 3.000 años que duró la civilización egipcia, las herramientas que usaron aquellos hombres nunca cambiaron; que quienes lograron obras de ingeniería que ni siquiera hoy podemos igualar, solo utilizaron martillos y cinceles de cobre y madera sin cambiar un ápice su diseño.

Durante 35 años, Dunn ha estudiando los monumentos egipcios, desde las pirámides hasta los templos de Karnak y Denderah, pasando por las gigantescas esculturas de Ramsés. Fotos de esas superficies, revisadas bajo microscopios electrónicos, e innumerables experimentos hechos con las herramientas supuestamente usadas por los constructores, han demostrado que ninguno de esos instrumentos de cobre y madera, pudo haber dejado esas marcas de precisión mecánica sobre las superficies perfectamente pulidas, redondeadas o anguladas con regularidades de centésimas de milímetros. El hecho de que solo se hayan recuperado unas pobres herramientas de cobre y madera en las cercanías de los monumentos, no quiere decir que no haya otras en espera de ser descubiertas.

Geometría de Ramsés, según uno de los esquemas de Dunn

Dunn muestra fotos y esquemas donde se aprecia que han debido existir equipos de alta precisión para lograr, por ejemplo, que todos los detalles del rostro en las estatuas de Ramsés contengan una correlación bilateral milimétrica. De hecho, hoy solo es posible conseguir semejante acabado utilizando el barrido por puntos de una computadora. Por supuesto, Dunn no infiere que los egipcios poseyeran computadoras, sino que la cultura que construyó tales monumentos tuvo acceso a una tecnología hoy perdida que quizás esté bajo las narices de los arqueólogos, quienes no se dan cuenta de su existencia porque no cuentan con el bagaje necesario para ello.

Midiendo el rostro de Ramsés. La bilateralidad tiene una exactitud de centésimas de pulgada.

Usando lo que hoy se llama “reversal engineering” (ingeniería a la inversa o al revés), en la que a partir de un objeto los especialistas identifican cómo y con qué tipo de herramientas fue construido, Dunn propone la posibilidad de que se hayan usado mega-sierras o tornos verticales gigantes para cortar muchas de esas piedras monumentales. Existen varias hondonadas o trincheras que los arqueólogos llaman boat pits (pozos de barcos) debido a su forma. Los egiptólogos piensan que son símbolos del transporte que conducía a los faraones a la otra vida, debido a que en uno de ellos apareció un barco que hoy se encuentra en un museo. Pero Dunn ha hecho notar que otras trincheras, como la de Abu Roash, son demasiado estrechas y profundas, y que ni siquiera tienen forma de barco.

“Pozo de barco”: Obsérvese la escalera del extremo, indicio de que era necesario entrar y salir constantemente de ellos: algo comprensible en un lugar de trabajo

Como muestran sus esquemas, tales trincheras pudieron ser el sitio perfecto para acomodar ese sistema de mega-sierras que permitirían cortar bloques gigantes con la precisión requerida, con una eficacia que tendría mucho más sentido que  la propuesta por los arqueólogos. Pese a todos los intentos que se han realizado con las herramientas de madera y cobre halladas hasta ahora, ha sido imposible cortar un solo bloque o fragmento de estatuas con la misma precisión que aparece en los monumentos.

Reconstrucción de cómo debieron ser las mega-sierras, según Dunn, en lo que hoy los egiptólogos llaman “pozos de barco”. Compárese con la foto anterior.

Son impresionantes las fotos donde se ven las marcas producidas por maquinarias modernas de alta precisión al compararlas con las que aparecen en los monumentos egipcios. No hay manera de que un martillo o un cincel manejados por manos humanas dejen esas marcas.

Dunn no descarta que una civilización terrestre, anterior a la egipcia, pudiera haber sido la responsable de muchos de los grandes monumentos que hoy se atribuyen a los súbditos de Keops. Y cita, por ejemplo, las conclusiones del geólogo Robert Schoch, de la Universidad de Boston, quien ha calculado que la erosión de la Esfinge (atribuida al agua) tuvo que ocurrir entre los años 5.000 y 7.000 a.C. Los arqueólogos han puesto el grito en el cielo porque, según ellos, en esa época, sólo había tribus de cazadores y recolectores sin recursos para tamaña obra de ingeniería. Sin embargo, la ciencia de los sedimentos y de la erosión ―que son la especialidad de un geólogo― parece decir otra cosa.

El libro de Dunn demuestra que existen muchos enigmas que los arqueólogos no lograrán desentrañar solos. Es necesaria la colaboración de ingenieros, arquitectos, geólogos y otros especialistas que los ayuden a evaluar mejor esos “imposibles” sobre los que prefieren guardar un molesto silencio, porque su existencia contradice la historia oficial.

16 comentarios

Archivado bajo Arqueología, Lecturas, Ufología

16 Respuestas a “Tecnologías perdidas del Antiguo Egipto

  1. Curiosa coincidencia que el otro día estuve hablando con un amigo precisamente de estos temas a raíz de la úlima obra de Ridley Scott (Alien, Blade Runner), que se estrenará este verano, creo. Tiene como título Prometheus y el guión empezó siendo una precuela de Alien, pero lo retocaron tanto que finalmente derivó en algo completamente distinto, con una sinopsis que tiene mucho que ver con lo que expones aquí.

    Otro dato a tener en cuenta, el tan mentado Eslabón Perdido, misteriosa intermitencia en nuestra evolución que algunos adjudican a una intervención externa.

    Saludos,

    Chema.

    Me gusta

  2. Hector

    Excelente articulo…. Siempre he sido fan de Daniken

    Me gusta

  3. Chema, precisamente hace poco dediqué un post a la película Prometheus (10 de enero), incluyendo el primer trailer que se ha dado a conocer. Aunque disfruté mucho “Alien”, espero que esta vez Scott cumpla la promesa que se desprende de sus entrevistas y que parece indicar que dejará a un lado el mito de los extraterrestres malévolos, que a decir verdad ya cansa un poco y no parecer tener un fundamento muy sólido si nos guiamos por las huellas de probables paleo-contactos.

    En cuando al “eslabón perdido”, se trata de un tema tan apasionante como el de las culturas desaparecidas y sospecho que ambos pueden estar relacionados. En otro momento le dedicaré un post.

    Me gusta

  4. Diana M.

    disfruto muchisimo con tus post, y este es uno d los temas q mas me atrae

    Me gusta

  5. Hace unos días se publicó en otro blog una sinopsis de Prometheus bastante esclarecedora y con detalles suficientes para que podamos descartar tranquilos a esos tediosos extraterrestres malévolos🙂 Tengo la esperanza de que Scott recupere para esta obra el estilo artesanal y oscuro de sus primeras creaciones (incluída The Duellists) y guarde en el trastero el tufillo comercial del resto de sus películas.

    Voy a hincarle el diente a ese post del que hablas…

    Gracias!

    Me gusta

  6. La gran piramide es muchisimo mas antigua de lo que se cree, se dice que las dinastias que llegaron despues trataron de imitarla (la escalonada, etc) incluso los jeroglificos que se ven pertenecen a una epoca muy posterior, es decir, hubo un revestimiento y ahi desarrollaron la pintura, etc, lo que da a suponer que la gran piramide carecia de signos y figuraciones, tambien es en la gran piramide donde se encuentra una marca horizontal que la bordea, se le atribuye a que esa parte estuvo debajo del agua. mis 2 teorias son: Una civilizacion que adquirio en poco tiempo (dado que no se ve una evolucion para construir la gran piramide, si se ve una evolucion para imitarla por los egipcios haciendo las otras, keops, etc) o no hay rastro de esa informacion, que les llego por via externa, de otro mundo o dimencion. La otra teoria es que esas mismas estancias provienen de otro tiempo o viajan en el transportando informacion y todavia lo hagan, quizas la tecnologia de hoy responda a sus señales (guias). El vaticano posee manuscritos, planos, informes dibujos, tecnologia recopilada de miles de años, que permanecen de forma oculta o solo dada a determinados grupos de poder. ya se sabra, o no, han quemado mucho.

    Me gusta

  7. Aunque me parece bien que esos misterios queden asi, y cuando se les quite el velo, aparezcan otros, para no perder la capacidad de imaginar y fabular, hasta el dia que inventen una vacuna para que el hombre pierda esa capacidad de fantasear, algo de eso pasa con Prometheus, que es muy valido que se crea luego de 30 años un mundo otro y “expliquen” la genesis de la saga, pero…que encanto tenia especular con toda esa cosmogonia tan bien representada, la escena era creible (aun lo es) existen los Space Jokers, se integran como misterio a los paralelos que tenemos, es un Paleocontacto mas, lo interesante seria que esos seres crean un arma (Alien) a partir de nosotros mismos manipulados geneticamente, de nosotros sale nuestra amenaza, existe una maxima de Nietzsche que dice:”No es la duda, sino la certeza lo que vuelve loco al “hombre”.

    Me gusta

  8. bueno, esta la teoria que nos enseñaron en la escuela que la gran piramide si tuvo varias antes, primero hicieron las escalonadas y asi hasta que llegaron a la grande,solo que despues intentaron hacerlas igual y no pudieron,

    Me gusta

  9. Yanko, ¿te das cuenta de que esa teoría escolar es absurda? Es como si alguien, después de haber hecho el puente de Brooklyn, no pudiera hacer luego un puente de madera para cruzar un riachuelo.

    Me gusta

  10. Bien, creo que la Geología tiene un punto a su favor con relación a la Arqueología, esta sólo concierne a las huellas que se conservan de lo que las civilizaciones antiguas -las contenidas en la “historia conocida”- crearon fruto de un elevado desarrollo científico y cultural y, podemos agregar, espiritual; la primera en cambio concierne todo lo que ha tenido lugar en la tierra, incluyendo aquellas civilizaciones no registradas en la “historia conocida” y que sólo las intuiciones expresadas en los mitos y leyendas han rescatado de la noche de los tiempo. Es obvio que la teoría de la evolución lineal y escalonada de factura darwiniana y aplicada tanto al hombre en cuanto organismo biológico como a sus creaciones sociales, tecnológicas…etc., es un cuento de hadas con el que ya nadie se duerme. Especialmente con estudios como el que comentas, Daína.
    Un agradecimiento desde el tiempo a todos esos autores, comenzando con Louis Pauwels y Jacques, que con su opus: “El retorno de los brujos”, popularizaron la teoría de la tecnología de las civilizaciones antiguas, que más tarde Daniken y Charroux desarrollaron más minuciosamente.

    Como dice un autor francés: “Si es verdad que el hombre es una evolución ascendente del mono, entonces ese mono es la degeneración de una especie más elevada”… Frase maravillosa que liquida todo el asunto de la evolución lineal sin descartar a Darwin.

    Me gusta

  11. Yanko, creo que la cosa tiene que ver con tu primer comentario. Es un tema que tocaré también en uno o varios posts futuros.

    Odilius, estoy de acuerdo contigo. La teoría darwiniana, al menos aplicada de la manera ortodoxa, no sirve para explicar la cantidad de anomalías descubiertas. Hay alguna mano ajena en todo esto… y no me refiero precisamente a una intervención divina.

    Me gusta

  12. Pingback: Lenguaje Sagrado de los simbolos |

  13. Boris Oliva Rojas

    Estupendo tu block Daína.

    Desde hace tiempo que he estado interesado en la teoría de Cristopher Dunn, y me alegro que hagas un comentario al respecto.

    Encuentro muy interesante el sitio web Gizapower.com; sin embargo cuando traté de traducir los artículos publicados en él, me di cuenta de que el traductor automático es un verdadero desastre natural. Quisiera preguntarte si existe alguna página web donde esos mismos artículos estén en castellano.

    Cuando leí el primer libro de Dunn, me dedique a escribir un ensayo titulado “Prehistoria Tecnológica”, pero él cual no se donde publicar. ¿Alguna sugerencia?

    Atentamente, desde Santiago de Chile,

    Boris Oliva

    Me gusta

  14. César Vallejo

    Querida señora,?cuántas veces ha visitado Egipto y cuántos templos,museos y tumbas y cuanto tiempo a dedicado a su contemplación y análisis?
    Comprendo que la observación de las glorias del Antiguo Egipto puede causar además de maravillado asombro,estupor por su casi divina ejecución,pero por favor,no desprecie las capacidades de nuestra especie,los altísimos logros que durante toda la historia,la nuestra,la auténtica hemos alcanzado.
    Cada vez que he visitado karnak,y han sido muchas,he quedado demudado por su belleza,cada vez me he asombrado por el esfuerzo dedicado,pues es eso el esfuerzo y el tiempo sumado a la experiencia de miles de años de evolución tecnológica los que nos han dado esas obras que nos hacen sentir esa sensación de maravillosa gloria.
    Tiempo más esfuerzo,no olvide que esa sociedad no conocía el dinero y que salvo en contadísimas ocasiones no era posible el ascenso social.El peor temor para la civilización egipcia era el cambio,el caos y lo más deseado era la estabilidad,la Maat.Eso fue determinante para la lenta evolución tecnológica de esa civilización.
    A pesar de ello inventaron la escritura,300 años antes que los sumerios,levantaron el primer edificio de piedra labrada,el complejo funerario de Zoser,a pesar de conocer la rueda,la empleaban en juguetes para los niños,no la usaron masivamente hasta que se enfrentaron a carros de guerra,lo cual también les llevó a usar el caballo,etc…
    Existen decenas de artefactos de múltiples culturas de los que desconocemos como fueron creados,los creó el hombre y después se perdió esa tecnología las más de las veces en la Edad Oscura del inicio del cristianismo,ése gran crimen nos robó el continuar la revolución industrial del Imperio Romano pues no hay que olvidar que cayó por la división religiosa del cristianismo primitivo.
    La Humanidad ha sido capaz de lo más alto y de lo más bajo,por favor súmese a los que creemos en la capacidad de nuestra especie para alcanzar la plenitud intelectual y aléjese de los que reniegan de nuestra grandeza y prefieren cobijarse bajo las alas del miedo a ser creadores únicos de nuestro Destino.

    Me gusta

  15. Estimado amigo: Tengo la impresión de que no ha entendido lo que leyó. Lo que usted argumenta es exactamente lo que dice el ingeniero Dunn, quien habla de que los egipcios tuvieron muchas tecnologías que luego se perdieron (por las razones que fueran). En ningún momento niega la capacidad de los hombres de la antigüedad para manejar esas tecnologías complejas. Le recomiendo que vuelva a leer el artículo y se ponga al día con las investigaciones arqueológicas de este ingeniero. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s