Un milagro llamado Israel (Segunda Parte)

img_0812

Fuente del aeropuerto de Tel Aviv. Lluvia artificial cae desde un óculo que deja pasar la luz natural. (@ Foto de la autora)

Israel suele ser un destino de carácter “religioso” para sus visitantes. Casi todos los turistas se sienten atraídos por su historia y sus monumentos, ya que en él convergen muchos lugares sagrados de tres grandes religiones: cristianismo, judaísmo e islamismo. Sin embargo, Israel es mucho más que eso. Pese a tener una superficie de 20,700 km(8 veces menor que el estado de Florida) de la que solo el 2% es agua, y aunque más de la mitad de esa pequeña área está ocupada por terreno desértico o arenoso, las sofisticadas técnicas de cultivo intensivo permiten que ese país se autoabastezca de una cantidad insólita de frutas y vegetales, sin contar con todo el ganado (principalmente vacas y cabras) que le proporcionan una variedad de quesos que no tienen nada que envidiar a los europeos.

Con solo observar la sucesión de cultivos verdes en medio de aquellos terrenos áridos y rocosos, se hace obvio que esos oasis se deben a la inventiva, la libertad empresarial y la capacidad productiva de los habitantes de ese país mayormente desértico.

Es frecuente ver estos “parches” de cultivos en medio de las planicies semidesérticas y pedregosas de Israel. (@ Foto de la autora)

Una de las cosas que me fascinó fue aprender cómo aprovechan el agua para no perderla por causa de la evaporación del sol y la sequedad de la atmósfera. Para ello emplean una técnica llamada «riego por goteo», inventada por ellos, en la cual largas tuberías pasan por encima, junto o por debajo de los cultivos y suministran gota a gota el agua, en horas nocturnas, cuando no hay sol y poca evaporación, dejando de hacerlo en las horas de mayor calor. De ese modo, las plantas aprovechan el riego de una manera más efectiva y menos derrochadora. El secreto está en saber cuánta cantidad de agua requieren los diferentes cultivos y regular la cantidad liberada de manera automática desde un centro de control.

img_3262

Los jardines suelen ser verdes y tupidos. Encontré este donde se aprecia el sistema de regadío “inteligente” que suministra el agua directamente a las raíces, gota a gota, cuando llega la noche. (@ Foto de la autora)

Es el mismo procedimiento que usan para regar jardines, parques y cualquier tipo de vegetación, ya sea ornamental o comestible. Por eso, bajo las ramas de arbustos o plantas puedan verse esas interminables mangueras que culebrean por todo el suelo.

Aunque normalmente no visito ningún país para aprender sobre agricultura, debo confesar que este viaje fue la excepción. Fue imposible contemplar los cultivos y los jardines de Israel sin recordar los campos de Cuba, mi país natal. ¿Cómo es posible, me preguntaba mientras recorría la tierra israelí de norte a sur, que este pueblo logre convertir el desierto en extensos naranjales y rosales mientras que en Cuba, una isla tropical de abundantes lluvias, yo haya tenido que pasar toda mi niñez y juventud añorando los vegetales y los frutos de los que tanto me hablaban mis padres y abuelos?

Israel es la prueba de que no existen países pobres y sin recursos, sino países mal administrados y gobernados. Incluso aquellos que cuentan con tierra fértil y abundante lluvia pueden perder la capacidad de alimentar a su pueblo si los medios económicos se rigen por políticas absurdas y paralizantes.

Visita a Nazaret

La ciudad donde, según la tradición cristiana, el arcángel Gabriel le anunció a María el nacimiento de su hijo, es visita obligada para todo peregrino. Ahora bien, mientras la tradición católica construyó su basílica rodeando la Gruta de la Anunciación, considerada como los restos de la casa de la madre de Jesús, la iglesia ortodoxa griega asegura que la visita angélica ocurrió mientras la joven sacaba agua de un manantial cercano, por lo cual en ese otro lugar existe la Iglesia Ortodoxa Griega de la Anunciación. No visité esta última (aunque en otro momento me gustaría conocerla) porque nuestro tour se centró en las tradiciones judeo-cristianas.

La historia del lugar donde se alza la actual Basílica de la Anunciación parece confirmar que alguna relación tuvo con los comienzos de la época cristiana.

img_0987

Basílica de la Anunciación (@Foto de la autora)

A mediados del siglo IV, ya había un altar en la gruta donde la tradición oral aseguraba que se hallaba la casa de María. El emperador Constantino ordenó que a su alrededor se construyera un edificio mayor, que fue destruido en el siglo VII tras la conquista musulmana.

La segunda iglesia —obra de los cruzados que echaron a los moros del lugar— comenzó a erigirse en el siglo XII sobre las ruinas de la bizantina, pero nunca pudo terminarse porque el sultán Saladín reconquistó Tierra Santa. A mediados del siglo XIII, la iglesia fue destruida en medio de otra escaramuza bélica. En 1620, los franciscanos construyeron un pequeño edificio alrededor de la Gruta Sagrada con el fin de protegerla. Y en 1730 construyeron una nueva iglesia que fue ampliada en 1877.

Entre otras reliquias que refuerzan la larga historia del lugar, las excavaciones han sacado a la luz cinco capiteles románicos, provenientes del norte de Francia durante la época de las cruzadas, además de artefactos de la época bizantina y herodiana.

La actual Basílica de la Anunciación es un edificio bastante reciente, levantado en 1969, después que se echara abajo la vieja iglesia de los franciscanos. Es un edificio de dos plantas, aunque algunos lo consideran como dos iglesias construidas una encima de la otra.

La iglesia superior, diseñada para celebrar los ritos, está conectada con el monasterio por un patio elevado que protege los restos originales de la antigua aldea de Nazaret, de la época de Jesús, descubiertos durante una excavación en 1955.

img_1033-2

Calles, pasadizos y cimientos desenterrados de la antigua Nazaret, debajo de la Basílica de la Anunciación. Se encuentran en el mismo estrato de la gruta venerada en la basílica donde, según la tradición, estaba el hogar de María. (@ Foto de la autora)

En ese amplio patio o explanada hay una extensa galería bajo techo (ver foto arriba) que rodea casi toda la basílica, donde unos 45 países han contribuido con hermosísimas representaciones de sus advocaciones marianas nacionales en mosaicos.

Eché de menos que no estuviera la Santa Patrona de Cuba entre ellas.

img_0989

La planta baja del edificio acoge los restos de la primera iglesia, levantada durante la época bizantina, que hoy pueden verse junto a la Santa Gruta. Su perímetro protege las paredes de lo que fuera el templo de los cruzados que quedó a medio hacer.

Por cierto, algo curioso ocurrió con dos de las fotos que tomé en la Basílica. Y es que en ellas puede verse la presencia de orbes (orbs, en inglés). Según los investigadores de los fenómenos paranormales, la aparición de orbes en las fotos es indicio de la presencia de almas o espíritus en el lugar.

img_1008-2

La presencia de orbes de diferentes colores, flotando por todo el lugar, es perceptible en las fotos cercanas a la Gruta de la Anunciación. Recomiendo cliquear en la imagen para verlos mejor. (@ Foto de la autora)

Por lo que he podido aprender, los orbes suelen aparecer en fotos tomadas en cementerios, casas embrujadas o donde se producen fenómenos paranormales. También los he visto en fotos tomadas a grupos donde se practican meditaciones y, en general, en lugares de mucha carga espiritual.

Hay múltiples teorías sobre lo que pueden ser estos orbes: fantasmas, almas que acuden al llamado de energías psíquicas o de plegarias, ángeles, maestros guías, espíritus que son convocadas o atraídos por la energía espiritual de quienes toman esas fotos, seres de otras dimensiones… Sean lo que sean, lo cierto es que mi cámara no registró orbes antes o después, en todo el viaje. Solo cuando apunté hacia esa gruta. Interesante, ¿no?

img_1009

No importa el ángulo de la cámara: siempre que apunté hacia la gruta aparecieron esos orbes. (@ Foto de la autora)

(Seguir leyendo aquí)

3 comentarios

Archivado bajo Arqueología, Ecología, Paranormal, Religión, Viajes

3 Respuestas a “Un milagro llamado Israel (Segunda Parte)

  1. ¡Fascinante la cultura y la historia de esa parte del mundo! Así que frutas y vegetales, alabao, Lo del regadío inteligente es una maravilla, a ver si lo adoptamos en el desierto taoseño. ¡Y las orbes tienen mendó!

    Me gusta

  2. Pardu

    Hola Daina ferviente seguidor de tus libros. Que interesante articulo de Israel. me cautivo
    sobremanera lo de la Basilica de la Anunciacion. Soy creyente ya te puedes imaginar lo mucho que me cautiva este tema. Dios te bendiga por proporcionarnos estos conocimientos. Ya ire a Israel para “verlos” tambien… Tu fiel lector.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s