Un “Faraón” olvidado por el mundo editorial

Escena de la película polaca “Faraón” (1966), de Jerzy Kawalerowicz

Desde hace algún tiempo me he dedicado a buscar clásicos pendientes. Una de esas lecturas aplazadas, por razones ajenas a mi voluntad, fue la novela Faraón, que incluí sin dudarlo un ápice en la lista de Mis lecturas preferidas del año 2013. Conocía la adaptación cinematográfica que hiciera Jerzy Kawalerowicz en 1966, y que sigue siendo lo mejor que ha llegado al cine relacionado con el Antiguo Egipto. Vi esa película muchas veces mientras vivía en Cuba, y volví a verla hace poco. No ha envejecido un ápice.

Faraon_edición cubana

Portada de la edición cubana

Aunque sabía que el filme estaba basado en una novela homónima, nunca logré dar con el original, que se publicó en Cuba dos años después que me fui de la isla. Ya en el exilio, la busqué por Internet durante años, pero solo encontré ediciones en polaco. Finalmente pude leerla, gracias a un buen amigo que me envió su ejemplar desde Cuba, al parecer el único país donde se ha publicado una edición en español de esta obra.

Escrita hace un siglo por el polaco Boleslaw Prus (seudónimo de Aleksander Glowacki, 1847-1912), la novela se deja leer con la fluidez de una obra contemporánea. Su primera publicación ocurrió en forma seriada durante 1895-96. Y aunque antecede en medio siglo a Sinuhé el egipcio (1945), la novela de tema faraónico más famosa y leída del mundo, el texto de Prus no tiene nada que envidiarle al del finés Mika Waltari.

Su inicio comienza de modo pausado, donde se explica en detalle la importancia de esa icónica primera escena del filme donde dos escarabajos del desierto pelean entre sí; pero pronto la acción se expande y acelera, moviéndose en multitud de escenarios y ambientes: desde las callejuelas oscuras de la antigua Tebas hasta la lujosa vivienda de la amante judía del faraón, desde las míseras chozas de los campesinos hasta los corredores de un laberinto misterioso y prohibido… La novela recrea los diferentes estratos sociales de una compleja cultura. Su protagonista es el joven príncipe Ramsés XIII, hijo del monarca Ramsés XII: personajes ficticios ambos, pues históricamente esa dinastía terminó con Ramsés XI. Pese a esa licencia histórica, el resto de los elementos son rigurosamente ciertos. La vida cotidiana del Antiguo Egipto aparece detallada con toda su sabiduría y esplendor en medio de una serie de escaramuzas palaciegas, donde los sacerdotes –como antecesores mortales de las Parcas griegas– mueven los hilos de la vida y la muerte.

Faraon03

La alta sociedad del Antiguo Egipto en todo su esplendor.

La novela es una metáfora sobre la lucha entre el poder político y el poder religioso ejercido por una casta de sacerdotes más poderosos que el propio faraón, pese a que el príncipe heredero se esfuerza por creer lo contrario. Al actuar en consecuencia, se busca enemistades ocultas dentro del palacio y aliados solapados provenientes de otros reinos. Los conflictos por el control del reino se extienden a todo lo largo y ancho del país, provocando intrigas cortesanas, asesinatos, alianzas secretas, y hasta artimañas teatrales donde se despliegan conocimientos desconocidos para las masas e incluso para la familia real. Y aunque el lector sospecha o adivina que ciertos acontecimientos de apariencia sobrenatural son productos del engaño y la manipulación, su autor nunca los explica –una técnica que, aunque pudiera parecer riesgosa, es parte del soporte que añade realismo a ese mundo egipcio, donde el lector se convierte entonces en un espectador más que participa de los misterios.

Faraon Kawalerowicz

Uno de los momentos cumbres de la novela, espléndidamente reconstruido en su versión fílmica.

Hay una gran diferencia escenográfica y dramatúrgica entre el filme y la novela. Mientras el filme se desarrolla en un ambiente apegado al desierto, la novela reparte por igual sus escenarios entre el rigor del Sahara, los interiores sombríos y el lujo vegetal de los jardines reales. Por otro lado, si bien el filme mantiene un tempo pausado, donde la trama se narra más con palabras que con acciones, la novela se desarrolla con un paso más cercano a la literatura actual, con escaramuzas de todo tipo: batallas, huidas, persecusiones…

El filme es producto de una estética minimalista impresionante y actuaciones bien medidas por la mano del polaco Jerzy Kawalerowicz, uno de los grandes directores del siglo XX. En cambio, la novela es una obra realista que comparte el gusto por el detalle y la acción, más cercana a un Flaubert o a un Verne. Sin embargo, en ambos casos el resultado artístico resulta igualmente gratificante.

Por desgracia, la novela es casi imposible de conseguir. Hasta donde sé, la única edición en español que existe es la cubana. Y debido a esto, Faraón es una de esas joyas literarias que corre el riesgo de caer en el olvido en esta época donde tantas novelas se escriben y publican a la ligera, sin el tiempo necesario para pulir la trama y la información que contienen. Ojalá que alguna otra editorial se anime a rescatarla, consultando la excelente traducción cubana, porque más que su valor para retratar una época, esta es una obra de muchas lecturas para el lector contemporáneo, con personajes de inolvidable registro y una trama apasionante que sigue resonando en el lector mucho después que la ha concluido.

Faraón

Escena de la momificación del Ramsés XII en la adaptación fílmica de la novela.

8 comentarios

Archivado bajo Cine, Clásicos, Lecturas, Reseña

8 Respuestas a “Un “Faraón” olvidado por el mundo editorial

  1. Excelente comentario. Yo, que tengo mi ejemplar, lo pondré en primera fila de mis “clásicos pendientes”.

    Me gusta

  2. Lisbet

    Me encantaria leerla!.No existe una version en ingles??

    Me gusta

  3. Sin duda compartimos gustos literarios, amiga, yo tengo los dos libros, Faraón y Sinuhé el egipcio, y los me gustan mucho. Siempre me gustaron las civilizaciones antiguas sobre todo los egipcios, es un tema muy interesante. Gracias por tu aporte. Lo que no he visto nunca es la película, pero me gustaría mucho verla.

    Me gusta

  4. Eduardo Gutierrez

    Muy pero muy interesante.Algo parecido sucede con la novela El Dios de la lluvia llora sobre Mexico,la edicion cubana parece ser la unica en idioma espanol.

    Me gusta

  5. Sinueh es mas comercial, Faraon es mucho mejor, los dos son magnificos. Existe la posibilidad de encontrar en Ingles y frances el libro en Internet. Hay la posibilidad del Project Guttemberg que lo da gratis para el que lo quiera leer. Yo lo lei en Cuba y vi la pelicula de Kawalerowicz que es una obra maestra en el cine y a quien debemos “Madre Juana de los angeles” que, en mi opinion, es su mejor obra (recomiendo el libro tambien). Me gustan las dos: libros – por supuesto – y pelicula. La pelicula (Faraon) tiene la majestuosidad de Hollywood de las grandes producciones sin caer en el manierismo de “Cleopatra” y otras tonterias californianas. Recomiendo a los que gusten de los dos libros lean “Azteca” – esencial leerlo!!!

    Un saludo, Dayna. Muy buen post

    Me gusta

  6. Escribi un comentario anterior, no se que paso. Decia que Sinue y Faraon son dos magnificos libros, pero que Faraon es superior, menos comercial que Sinueh, el egipcio. La pelicula de Kawalerowicz es una obra maestra del cine. Espectacular como las grandes producciones de Hollywood sin los manierismos de una “Cleopatra”, nada del brillo artificial californiano. En espanol el libro lo lei en Cuba (lo deje alla). En ingles y frances se puede encontrar en internet. En ingles en el proyecto Guttermberg, aqui:

    http://www.gutenberg.org/ebooks/23646

    Es gratis como todo lo de ese proyecto. A los que le gustan estos libros le recomiendo “Azteca”: esencial.

    Un saludo, Daina. (Esta vez no me equivoque en el nombre🙂 ))

    Me gusta

  7. ignacio65

    Simplemente decir que la novela ha sido publicada recientemente por Edhsa con traducción de Roberto Mansberger. Por lo demás me adhiero totalmente a lo dicho en la reseña. Faraón es una novela histórica de primera. Un clásico de la literatura polaca traducida a varios idiomas, y una de las mejores novelas ambientadas en el Antiguo Egipto que se hayan escrito. También puede considerase una novela política, y como curiosidad decir que era la novela favorita de Stalin.

    Me gusta

    • La última edición de Edhasa que aparece en Internet es del año 1995, pero si acaban de sacar una nueva edición en el 2016, me alegra mucho. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s