Night Watch: vampiros diferentes… de Rusia

Sergei Lukyanenko pertenece a la nueva generación de autores de ciencia ficción y fantasía surgida en Rusia después de la perestroika. Esta novela, que ya ha vendido dos millones de ejemplares, inició la serie Watch, compuesta por cuatro libros. Publicada en español como Guardianes de la noche (Plaza & Janés, Barcelona, 2007), la traducción al inglés es muy superior y es la que recomiendo.

Los guardianes de la noche son vampiros que pasean por las calles de Moscú como ciudadanos corrientes, viven en apartamentos, y velan por el orden y el equilibrio del universo. Lejos de los consabidos lugares comunes que atiborran casi todas las novelas sobre el tema, la obra de Lukyanenko revitaliza el género de una manera sorprendente. Sus vampiros son criaturas con poderes extraordinarios que se han dividido en dos bandos (Guardianes de la Luz y Guardianes de la Noche). Para proteger sus intereses, mantienen una tregua en la que ambas partes se vigilan mutuamente y colaboran a regañadientes para conservar el equilibrio del poder.

En la novela abundan las tramas alucinantes, como los humanos que presentan vórtices (invisibles para ellos) que son indicio seguro para los guardianes de que alguna catástrofe o desgracia ocurrirá en torno a sus dueños. Los poderes psico-fisiológicos de estos guardianes originan el suficiente entramado para explorar una psicología que es, a la vez, humana y parahumana. Los seres míticos que aparecen en la obra ―hombres-lobos, vampiros, súcubos, íncubos, cambiantes (shapeshifters), brujas― no poseen los atributos acostumbrados. Muchos se desenvuelven como personas que viajan en el metro o que le piden disculpas si tropiezan con usted en una esquina, aunque se encuentren en camino a una de sus misiones o vayan a entrar al Crepúsculo: una zona con leyes físicas diferentes a las que rigen en la Tierra… Ya se lea como un thriller de fantasía o como una parábola sobre los problemas que dividen o unen a los humanos, se trata de una obra imaginativa y renovadora dentro del género fantástico contemporáneo.

8 comentarios

Archivado bajo Cultura, Escritores, Fantasía, Literatura

8 Respuestas a “Night Watch: vampiros diferentes… de Rusia

  1. Y las versiones cinematográficas no están nada mal, tienen un incondundible sabor ruso, que te aparta de Hollywood.

    Me gusta

  2. Bueno, sólo he visto la versión cinematográfica de “Night Watch”. Sin duda, la atmósfera es muy diferente a la que probablemente le hubiera injertado Hollywood al tema, aunque aun así se me queda por debajo del libro. Y hay un par de cosillas que sospecho que quien no se haya leído la novela, no entenderá bien. Pero no hay duda de que el tratamiento del tema es muy diferente al vampirismo cansón de estos tiempos.

    Me gusta

  3. Cierto, son pocas las películas que le hacen honor a su original literario. No conozco Trueblood. La buscaré.

    Me gusta

  4. Uf, sorry! Si el resto de la serie es como esos dos fragmentos, la pasaré por alto. Demasiada violencia para mí. No puedo ver ese tipo de escenas porque me enferman físicamente.

    Me gusta

    • Bueno, en verdad Trueblood recurre al gore. Lo cual, dicho sea de paso, debí haber hecho notar al postear esos fragmentos… mil disculpas.
      Aunque la segunda temporada, en la que el villano es una ménade, no está nada mal.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s